Avrig La Orangerie del Palacio Brukenthal

 

Mientras Willi se iba a "disfrutar" de las decenas de curvas de la carretera Transfagasa, yo lo esperé instalada en el jardín de la antigua "Orangerie" del palacio de Brukenthal en Avrig.

 

 

 

La Orangerie era el lugar donde se guardaban las plantas exóticas durante el crudo invierno (sobre todo naranjos, de hay le viene el nombre). Ahora es un hotelito sencillo y agradable, con un jardín y un parque maravillosos.

 

 

 

El barón Samuel de Brukenthal fué gobernador del principado de Transilvania (Siebenbürgen) entre 1777 y 1787. En Sibiu donde residía normalmente, el que fuera su palacio es actualmente un museo muy visitado por las joyas pictóricas que posee.

 

El barón eligió el pequeño poblado de Avrig (a unos 26 km de Sibiu)  para hacer su residencia de verano. Se construyó entre 1557 y 1570 tomando como ejemplo el palacio barroco vienés de Schönbrunn, pero a pequeña escala (7 veces más pequeño). El palacio con su jardín y su gran parque son el único el conjunto barroco de este tipo que se conserva en Rumanía.

 

 

 

 

En Avrig me encontré con otra sorpresa, paseando por el lugar vi un Lidl, entré a ver que había y descubrí que tenían una semana española y que había ! gazpacho! entre otras muchas más cosas, hasta helado de turrón...             

Kommentar schreiben

Kommentare: 0